5 cosas que debes saber sobre los encendedores

Desde hace siglos los seres humanos hemos buscado la manera de tener la compañía del fuego para nuestro beneficio. Este elemento ha servido como protección, parte esencial para cocinar alimentos y hasta para alumbrar caminos en noches oscuras. Los humanos en la actualidad tenemos compactados en los encendedores años de historia y desarrollo primitivo que hoy tenemos a disposición en el momento en que queramos y en el lugar que se necesite. Teniendo esto en cuenta hemos decidido hablar en esta entrada de blog de algunas curiosidades que debes saber sobre los encendedores.

Como su nombre lo dice, los encendedores son accesorios utilizados para generar fuego y encender algunos elementos como cigarrillos, estufas, chimeneas asadores, velas, entre otros. Su principal característica es quizás que nos brindan la posibilidad de obtener fuego de una manera controlada y en el momento exacto en el que lo necesitemos, con la ventaja de poder apagarlo justo después de que hayamos terminado la actividad de encendido. Estos aparatos son vitales para diferentes labores humanas que van desde lo doméstico, con la posibilidad de prender los fogones para cocinar nuestros alimentos, hasta acciones más exteriores como encender una fogata en una noche de camping con amigos.   

El uso de los encendedores ha llegado a tal punto que muchas personas hoy por hoy lo utilizan como accesorio de lujo para encender sus pipas, puros o cigarrillos, aunque su uso no es exclusivo de personas que fuman, puesto que cualquier persona puede ser susceptible de necesitar el uso de los encendedores para sus tareas cotidianas, como por ejemplo las personas que trabajan fabricando artesanías y demás manualidades y que sellan sus creaciones con algo de fuego en ciertos productos. Ahora sí, entremos en materia con este listado de cosas que debes saber sobre los encendedores.

  1. Usan una tecnología milenaria

Por lo general tendemos a ver a los encendedores como piezas sencillas a las que se les saca fuego dando vuelta a una rueda pequeña de metal o presionando un botón, pero lo que quizás desconocemos es que está basada en una técnica primitiva usada por los seres humanos para crear fuego a base de la reacción de una chispa al contacto con rocas que encendía un manojo de fibras vegetales. Aunque no fue sino hasta el siglo XVI que el químico J. Furstenberger ensayó un artefacto que integró el uso de gas que encendía una mecha al contacto con la chispa.  

  1. Existen diferentes estilos de encendedores

En los últimos dos siglos el uso de los encendedores se masificó en todo el mundo debido a las facilidades que daba su tecnología práctica y portátil. Debido a esto las empresas productoras empezaron a desarrollar diferentes tipos de artefactos con detalles diferentes, pero que en el fondo utilizaban la misma tecnología de funcionamiento. Hoy en día el uso de los encendedores es tan masivo que casi que se pueden encontrar este tipo de artefactos desde cualquier tienda pequeña hasta los supermercados de cadena más grandes.

  1. Son artefactos de lujo

Ha sido tal el impacto que han tenido los encendedores en la vida contemporánea que muchas personas han tomado su tenencia como una práctica de colección y lujo, llegando a buscar diseños especiales que aportaran a su estilo personal y su estética. Tanto así que hoy existen encendedores con tanque recargable que pueden durar años de funcionamiento y cuyo único requisito es que su propietario recargue el gas en el momento en el que se acaba y este deja de producir fuego.

  1. Algunos son especiales para cocinas

Como lo hemos mencionado anteriormente los encendedores pueden ser utilizados para distintas labores cotidianas y posiblemente la más esencial es en la preparación de alimentos. Los encendedores son los encargados de producir fuego en las estufas de gas de millones de personas alrededor del mundo, y debido a esto muchas empresas fabricantes de estos han decidido diseñar modelos especiales para esta labor. La característica principal de los encendedores para cocina es que tienen una punta alargada que permite que la mano de quien lo acciona quede más retirada al fogón de gas que se enciende.     

  1. Es llamado de muchas formas

No te sorprendas si vas a un país diferente al tuyo y notas que a los encendedores los llaman de diferentes maneras. Entre las más comunes están mechero, candela, fosforera, yesquero, briquet o chispero. En definitiva, varían las maneras de llamarlo, pero el artefacto sigue siendo el mismo.

Si deseas conocer más información sobre los encendedores te invitamos a explorar el sitio web de Tronex Consumo Masivo. Allí podrás encontrar otro tipo de artefactos como pilas, bombillas, extensiones eléctricas entre otros. Para recibir asesoría ingresa aquí.