Aprende a conocer el voltaje de tus pilas

Muchas de las personas que utilizan pilas tienen, en realidad, muy poco conocimiento acerca de sus especificaciones reales. Por lo general, compramos las pilas para algún elemento que lo necesite sin leer las indicaciones de uso.

No obstante, saber cómo funcionan las pilas y cuáles son sus especificaciones es fundamental, tanto para su óptimo desempeño, como para nuestra seguridad. Y, aunque en muchas ocasiones solo nos basta con leer la etiqueta, la realidad es que podríamos sacar un mayor provecho, tanto a los aparatos electrónicos como a las pilas en sí mismas, si sabemos cómo funcionan.

Por eso, en este artículo te compartimos todo lo que necesitas saber sobre las pilas, sus características, especificaciones, referencias y objetivos en general. ¡Sigue leyendo y aprende con nosotros!

 

¿Cómo funciona una pila?

Aunque suene demasiado técnico, el funcionamiento de una pila es un asunto más importante de lo que parece. Así que, comencemos por lo más básico.

Una pila es un dispositivo que convierte energía química en energía eléctrica.

Una pila está conformada por tres partes principales: el electrodo negativo (ánodo), el electrodo positivo (cátodo) y solución conductora (electrolito). Su funcionamiento es básico, consiste en el flujo de electrones entre cada uno de los polos a través del electrolito.

Cuando ocurre este proceso se genera un determinado voltaje que precisamente es el que se utiliza como energía para cualquier aparato electrónico.

 

¿Cómo medir el voltaje de una pila?

Comprobar el estado de una pila es un proceso que no se puede hacer sin los elementos necesarios. Para ello, se requiere de un multímetro.

Si bien es cierto que esta herramienta es de uso técnico, es muy fácil de utilizar; cualquier persona la podría utilizar siempre y cuando siga unas indicaciones específicas. ¡Presta atención!

Lo primero es ubicar las sondas. El multímetro viene con una sonda de color negro y una de color rojo. Debes ubicar la sonda negra en el puerto COM, mientras que la sonda roja irá en el puerto V. No olvides que las sondas pueden ser de dos tipos: aguja o pinzas tipo caimán.

Continúa encendiendo el multímetro a través del interruptor. Luego debes seleccionar el punto correcto para medir el voltaje en corriente continua. Es decir, tienes que girar la perilla hasta la posición de voltaje. 

Alrededor de la perilla encontrarás diferentes números y letras. Para que no te confundas, la posición del voltaje de CD está indicado con una “V” que está acompañada de una línea recta y una línea punteada por encima.

Una vez tienes listo el multímetro, puedes ocupar las pilas. El procedimiento es el siguiente:

Identifica el lado negativo de la pila y, justo allí, ubica la sonda negra. De esta misma manera, ubica la punta de la sonda roja en el lado positivo de la pila.

Ten en cuenta que, para las baterías alcalinas comunes, ya sean las de tamaño AA, AAA, C o D, identificar el polo positivo es muy fácil. Siempre el lado de la protuberancia es el lado positivo de la pila, de manera que el plano es el negativo.

Ahora que ya tienes ubicadas las sondas en los polos positivo y negativo como corresponde, puedes observar el resultado del voltaje en la pantalla del multímetro digital.

Usualmente, las pilas alcalinas producen 1,5 voltios. Sin embargo, cuando son pilas nuevas, este valor puede estar ligeramente por encima de este voltaje.

 

 A tener en cuenta

No olvides leer la cubierta de la pila. Aquí podrás saber información importante sobre el voltaje.

Así mismo, debes tener en cuenta que, por ningún motivo, se debe intentar recargar las baterías alcalinas comunes, puesto que, como no están diseñadas para recibir una carga adicional, pueden llegar a explotar.

Únicamente las baterías recargables pueden utilizarse con este fin, obviamente, usando siempre un cargador adecuado. 

 

¿Por qué las pilas tienen diferentes tamaños? ¡Aquí te contamos!

Cuando debemos cambiar las pilas de cualquier aparato electrónico que funcione con este tipo de electricidad, nos encontramos con una serie de tamaños con diferentes referencias que muchas veces llegan a confundir, incluso en ocasiones compramos la pila que no es y termina quedando inutilizable. Por esta razón, es importante conocer las funciones de estas pilas y los tamaños que existen, ya que la diferencia entre todas es la composición de electrodos que poseen.

La principal función que cumplen los tamaños de las pilas, tiene que ver con la cantidad de electricidad que contienen, es decir, a mayor tamaño, más carga eléctrica, por lo que su duración y potencia también es más potente. De esta forma, los aparatos que necesitan pilas más pequeñas son objetos que no requieren una gran potencia de carga eléctrica y los que tienen la abertura para una pila más grande es porque requieren una mayor potencia.

En el mercado encontraremos pilas de todos los tamaños, sin embargo, aquí te contamos los comunes y cómo diferenciarlos:

Pilas doble AA y triple AAA

La principal diferencia entre estos dos tipos de pilas, que por cierto son las más comunes y las que encontramos con mayor facilidad en el mercado, es su tamaño. Ambas cuentan con el mismo voltaje (1.5 V), sin embargo, las pilas AAA tienen una menor cantidad de carga electroquímica, por lo que su capacidad es mucho mejor que las pilas AA. Por lo general, una pila AA tiene una capacidad de 2400 mAh, mientras que las AAA solo llegan a los 1000 mAh.

Estos datos reflejan la utilidad de las dos clases de pilas, porque las que tienen menor carga se emplean para controles, cámaras digitales, mp3 y las otras se destinan para aparatos mucho más grandes como juguetes, consolas de videojuego u otros objetos que requieran de una mayor carga eléctrica.

Pilas tipo C

Estas pilas también poseen el mismo voltaje (1.5 V) que las dos primeras, sin embargo, su tamaño es mayor, se considera que es un tamaño mediano ya que no es tan grande como las de tipo D. Al ser más grandes, este tipo de pilas son más durables y retienen una mayor carga eléctrica, por lo que se utiliza en dispositivos de uso diario como juguetes mecánicos, consolas portátiles de videojuegos y linternas.

Pilas tipo D

También con el mismo voltaje de las anteriores, la diferencia entre esta pila y las demás es su tamaño y capacidad de almacenamiento. Las pilas D son utilizadas como fuente de energía portátil para aparatos que requieren una mayor duración y un funcionamiento prolongado, ya que están dotadas de la potencia que necesitan este tipo de dispositivos. Su uso más común es en linternas grandes, calentadores de gas, juguetes, etc; porque fiables y de larga duración con la energía necesaria para dar al dispositivo un excelente rendimiento.

Pilas de botón

Las pilas de botón son las más pequeñas, de hecho, su nombre surge por esa razón, ya que parecen un botón metálico. También tiene el mismo voltaje que las anteriores, pero su uso es más específico para relojes, audífonos, cámaras (digitales y análogas), calculadoras, controles remotos y juguetes pequeños como muñecos.

Pilas PP3 o rectangulares

Este tipo de pilas son menos comunes puesto que se han dejado de fabricar aparatos que cuenten con ese tipo de conexión. Las pilas PP3, son rectangulares con las aristas redondeadas y se reconoce por poseer los dos terminales (positivo y negativo) en el mismo lado, es decir, a diferencia de las otras pilas, esta solo tiene las cargas a uno de sus lados. Su tamaño es mayor que las anteriores y se pueden conseguir de diferentes voltajes, estos suelen ser entre 4,5 V y 9,0 V. Se suelen utilizar para detectores de humo, pedales de efectos, guitarras electroacústicas o como fuente de alimentación secundaria para ciertos aparatos electrónicos como los relojes.

Puedes encontrar tanto pilas recargables como sencillas en Tronex Consumo Masivo, una marca que se encarga de distribuir este tipo de productos y muchos más. Además, trabajan en convenio con el programa posconsumo Recopila para realizar la recolección de pilas usadas y que puedan ser recicladas para continuar en un nuevo ciclo productivo para fortalecer la economía circular.

Por último, te hacemos dos recomendaciones:

  1. Tratar de buscar las referencias de las pilas con características recargables, para que duren mucho más y puedas reutilizarlas si se les acaba la carga.
  2. Reciclar tus pilas en centros especializados cuando terminen su vida útil, con el programa posconsumo Recopila, que tiene más de 4000 contenedores en todo Colombia para recoger pilas usadas con el propósito de llevarlas a un lugar seguro y evitar que se arrojen a la basura convencional y lleguen a los rellenos sanitarios.

¿Por qué es mejor comprar bombillas LED?

A la hora de cambiar las bombillas de nuestro hogar o emprendimiento, nos topamos con la difícil decisión de cuál bombilla es mejor comprar, ya que el mercado está lleno de opciones. Sin embargo, muchas de estas, no son beneficiosas para nosotros ni para el medio ambiente, ya sea por su intensidad, vida útil, rendimiento o consumo. Por ende, hoy te contamos por qué es mejor invertir en bombillas led.

Ahorro de energía

La iluminación LED cuenta con el menor consumo de energía cuando se habla bombillas, puesto que consumen un 80% menos que otro tipo de iluminación. Esto se debe a que este tipo de bombillas no tienen filamentos sino diodos emisores de luz, los cuales están compuestos por componentes electrónicos semiconductores que producen proyectan la luz cuando los atraviesa una corriente eléctrica. Esta cualidad hace que la energía que se proyecte no sea calórica sino que sea luz.

Larga duración

Las bombillas LED cuentan con un mayor tiempo de vida útil, estas duran seis veces más (50.000/h) que otro tipo de bombillas que puedas comprar, esto hace que se generen menos desechos y emisiones de carbono, ya que adquieres un producto que te durará un largo tiempo. Si bien su costo puede ser más elevado, su duración es lo que convierte a las luces LED en una excelente inversión, porque en lugar de comprar muchas bombillas más baratas, puedes adquirir una que brillará más que las convencionales.

Por otro lado, gracias a su bajo consumo, son ideales para sistemas de iluminación de emergencia, ya que cuentan con una larga duración y no absorberán de inmediato la energía de baterías o generadores secundarios.

No contiene componentes tóxicos

Esta es también una de las mejores características de las bombillas LED. Mientras que otras bombillas como las incandescentes o de bajo consumo están compuestas por químicos nocivos y compuestos tóxicos como el mercurio, las luces LED no tienen ese tipo de componentes. Por lo que, al terminar su vida útil, al desecharlas no contaminan los vertederos ni generan residuos peligrosos que puedan dañar el medioambiente.

Versatilidad

Las bombillas LED se adaptan a cualquier estilo y ambiente, tanto interiores como exteriores. Puedes encontrarlas en diferentes presentaciones y colores, las encuentras desde en tonos amarillos o blancos hasta con luces de colores (estas se han hecho muy famosas), las encuentras para lámparas de techo o escritorio, tiras led, pegadas a la pared, para vehículos, espacios exteriores, sumergibles en el agua. Existe una enorme variedad de bombillas LED que harán de tu espacio un lugar moderno, seguro y ecológico. Si buscas una iluminación potente para un espacio exterior, las luces LED tienen la suficiente potencia para suplir esa necesidad sin generar calor. Con las bombillas LED no hay un límite, puedes adaptarla a lo que desees y necesites.

Seguras

Con esta iluminación no vives con el miedo constante de quemarte, electrocutarte o que se estalle el foco por haberse recalentado, ya que las bombillas LED trabajan con corriente continua de baja tensión y producen poca emisión de calor. Esto reduce en gran medida los accidentes domésticos como los que ya mencionamos y evita que el foco se sobrecaliente. Además, no cuentan con un filamento en su interior, por lo que pueden soportar varios golpes o caídas sin romperse, de igual forma, no presentan tantos daños al exponerlas al agua o al polvo.

Estas son algunas de las ventajas que tienen las bombillas LED. Estas son una opción segura, práctica y sostenible que, a la larga, cuidará de ti, de tu bolsillo y del medioambiente. Atrévete a cambiar tus bombillas comunes por luces LED.

Si deseas adquirir bombillas LED, te sugerimos comprarlas en Tronex Consumo Masivo, en donde puedes encontrar productos de calidad, con un excelente servicio y con cobertura a nivel nacional.

Todo lo que debes saber sobre las pilas primarias

El mundo actual ha experimentado un cambio en la manera de producción de aparatos electrónicos que hace unas décadas aumentó los índices debido a la globalización y el desarrollo de nuevas tecnologías digitales como los celulares y demás dispositivos móviles. En este contexto, las pilas primarias han jugado un papel protagónico debido a que su demanda ha crecido en la misma medida en que los aparatos los hacen. Relojes, radios, teléfonos, controles remotos, cepillos de dientes, entre otro tipo de elementos, necesitan tener una fuente de energía que garantice su funcionamiento, siendo las pilas primarias las más utilizadas a nivel mundial.

A propósito de esta situación, hemos decidido hablar en esta entrada de blog acerca de todo los que debes saber sobre las pilas primarias, todo con el fin de que las personas puedan sacarle más provecho a su uso y tomen consciencia sobre la necesidad de darles un correcto manejo al momento en el que terminen su vida útil, ya que las pilas primarias tienen una serie de elementos químicos que pueden ser perjudiciales para la salud humana y el cuidado del medioambiente.

Para empezar a hablar sobre las pilas primarias es necesario saber qué son en realidad y por qué llevan ese nombre que las diferencia de otro tipo de baterías portátiles. A decir verdad, entender qué son las pilas primarias no es una tarea muy complicada que requiere un conocimiento científico; estas baterías toman ese nombre debido a que su ciclo de vida tiene un fin determinado en el momento en que se descargan, ya que no presentan la posibilidad de recargarse y alargar su funcionamiento, como sí sucede con otras pilas que son recargables.

Las pilas primarias funcionan bajo una lógica muy tradicional de descomposición, incluso las baterías más antiguas que fueron inventadas en el mundo tuvieron esta misma lógica de carga y descomposición de los elementos químicos que dejan obsoleta la estructura después de cumplir su ciclo. Visto desde un panorama amplio podríamos determinar que el hecho de que las pilas primarias no sean recargables tiene ciertas ventajas y desventajas, pero su uso extendido en la actualidad demuestra que cumplen un papel fundamental en la vida de los seres humanos y la economía mundial.

Una de las posibles desventajas que se nos vengan a la cabeza cuando analizamos el papel de las pilas primarias es que pueden dejar sin energía a nuestros aparatos en cualquier momento, algo que es parcialmente cierto, ya que, es difícil medir con exactitud el nivel de carga de ciertos dispositivos como un control remoto, por ejemplo, pero ese es un factor que tiene solución. Las pilas primarias son baterías de un costo económico muy bajo, son fáciles de almacenar o transportar, además, tienen la gran ventaja de ser muy populares, al punto que en cualquier tienda de barrio, supermercado, gasolinera o comercio rural se pueden encontrar disponibles.

Una recomendación en este sentido es tener con nosotros una reserva de baterías a la mano con el fin de cambiarlas y garantizar que los aparatos sigan funcionando. Imagínate en una caminata por algún bosque y que la linterna se apague por falta de baterías, sería muy fácil cambiar las unidades y seguir el camino con tranquilidad. En casa o en el trabajo este tipo de situaciones son mucho más fáciles de evitar si tenemos en nuestras bodegas pilas de repuesto en caso de que se compren aparatos nuevos o se descargue alguno.

Aquí llegamos a un punto determinante al momento de entender el ciclo de vida de las pilas primarias. Al ser una tecnología que funciona con materiales químicos, este tipo de baterías pueden llegar a ser contaminantes en caso de que no se realice una correcta disposición de las unidades que se encuentren descargadas y hayan cumplido su vida útil. Lo primero que debemos hacer es no caer en el error de tirar a la basura las pilas que estén sin carga, lo ideal sería llevarlas contigo hasta que encuentres un lugar de disposición adecuado o meterlas en envases plásticos en casa y cuando tengas una cantidad considerable puedes llevarla a un centro de acopio especializado.

Este es el caso de Recopila un programa ambiental que se dedica a recoger pilas usadas con el fin de darles un debido tratamiento a los residuos, evitando que lleguen a los basureros comunes que no están diseñados para recibir este tipo de materiales químicos.

Si deseas conocer más información sobre las pilas primarias te invitamos a explorar el catálogo de Tronex Consumo Masivo ubicado en la pestaña energía almacenada

3 ventajas de usar pilas primarias

Hace más de un siglo los seres humanos hemos tenido la fortuna de contar con el apoyo de la electricidad para diferentes labores, algo que ha mejorado considerablemente la calidad de vida de las personas tanto en lo laboral, como en lo doméstico. Las pilas son un ejemplo claro de cómo la energía encapsulada y almacenada ha ayudado en este proceso de evolución humana que sin duda alguna ha ido de la mano con el desarrollo industrial y el crecimiento de las ciudades. Las pilas primarias son un ejemplo claro de cómo la electricidad ha acompañado el crecimiento de las sociedades ya sea en casas, empresas, bibliotecas o demás lugares de acceso público.

Pero, ¿qué son las pilas primarias y qué ventajas tiene su uso? Precisamente, ese es el tema de esta entrada de blog que Tronex Consumo Masivo trae para ti. Las pilas primarias, básicamente, son baterías desechables de un solo uso que no se pueden recargar, debido a que su proceso de descomposición química está diseñado como un ciclo ideado para reducirse y consumirse sin posibilidad de recarga. Es decir, que las pilas primarias son esos aparatos de uso cotidiano que utilizamos generalmente para suministrar energía a elementos domésticos pequeños, como relojes, controles, radios, linternas y demás aparatos que requieren del fluido eléctrico para su funcionamiento.

Teniendo en cuenta que las pilas primarias son sumamente populares en todo el mundo vamos a hablar de ciertas ventajas que tiene su uso con respecto a otro tipo de baterías que tienen otro tipo de sistemas de suministro como lo son las pilas recargables, que también son conocidas como pilas secundarias.

Son sumamente comunes:

Sin duda alguna el hecho de que las pilas primarias sean tan usadas en diferentes aparatos de mediano y pequeño tamaño hace que su uso sea muy popular, e incluso, las dimensiones de las baterías son estándar, algo muy práctico porque se pueden sustituir de un electrodoméstico a otro con la posibilidad de que encajen sin problemas.

Además, la capacidad y el consumo de las pilas primarias es tan abrumador que prácticamente se pueden conseguir en cualquier tienda, gasolinera, supermercado, papelería o almacenes de variedades sin importar que se esté en grandes ciudades o en pueblos alejados en los que se hace necesario aprovisionarse.

Son prácticas y fáciles de transportar:

Debido a su tamaño y peso las pilas primarias son elementos sumamente prácticos para llevar a cualquier sitio, incluso, son tan destacados en este sentido que una persona podrá transportar en un bolso pequeño varias unidades de pilas primarias o comprar los pares de estas, que son mucho más comunes de conseguir en las tiendas. Las baterías de este tipo tienen una forma ideal para tenerlas en caminatas rurales en las que se necesite el uso de linternas, radios y demás elementos esenciales para acampar o comunicarse en medio de esas caminatas por senderos de bosques y demás sitios turísticos alejados de los centros poblados.

Son sumamente económicas:

Entre la lista de ventajas que tienen las pilas primarias no debemos dejar de mencionar el tema de su precio, ya que esto es determinante para entender el éxito y la importancia de estos elementos en la vida cotidiana de las personas. Como las baterías de este tipo tienen un consumo masivo son diseñadas con una tecnología práctica y económica que se adapte al estilo de vida y la economía de las personas.

Otro tipo de pilas como las recargables, o secundarias, usan métodos de funcionamiento más sofisticados que hacen que su precio en el mercado aumente considerablemente, esto es algo que en muchos casos desincentiva su compra ya que muchos no tienen el dinero suficiente para dotar todos sus electrodomésticos de este tipo de pilas. Así que, tener a la mano alternativas económicas como las pilas primarias sería una ventaja para garantizar el funcionamiento de los aparatos.

Cabe resaltar que a pesar de que las pilas primarias son un elemento vital para algunas actividades domésticas, hay que tener mucho cuidado con la manera en la que se desechan este tipo de baterías. Por ningún motivo debes botar a la basura de tu hogar alguna unidad que se haya descargado y ya no funcione, lo ideal en caso de tener una pila descargada es almacenarla en un tarro de plástico mientras que encuentras un punto de acopio especializado en el que puedas dejar los desechos en manos de personas expertas en la disposición de residuos químicos.

Si deseas conocer más información de las pilas primarias te invitamos a explorar el sitio web de Tronex Consumo Masivo.    

2 tipos de encendedores Clipper ideales para combinar con tu estilo

Si analizamos la importancia del fuego en la evolución humana nos daremos cuenta que el poder generarlo de manera fácil y controlada hoy en día con artefactos de bolsillo como los encendedores es una ventaja sumamente útil en diferentes situaciones. Ya sea para cocinar, trabajar, hacer manualidades, fumar un cigarro o encender una chimenea, los encendedores son elementos protagonistas que no pueden faltar en los bolsillos de cualquier persona. Actualmente su uso se ha vuelto tan popular y común que pasaron de ser un artículo de necesidad a ser un elemento estético que acompaña los estilos y maneras de ser de cada persona.

Teniendo presente esta situación hemos decidido hablar en esta entrada de blog sobre los encendedores de la marca Clipper, artefactos de alta calidad que sobresalen por su eficiencia, alta duración y el estilo estético de sus diseños que los hace inconfundibles, además de que son recargables, por lo que su uso es prolongado.

Cabe resaltar que esta marca de mecheros hace parte del catálogo de servicios de la empresa Tronex Consumo masivo, una entidad encargada de la fabricación y suministro de diferentes elementos necesarios en los hogares y empresas colombianas como lo son las pilas, electrodomésticos, pegamentos, luces, entre otros artefactos.

Entrando en materia con el tema de nuestro blog, es importante mencionar que los encendedores Clipper son una apuesta por diseños diferentes a los convencionales que tienen como objetivo ampliar las posibilidades de elección de los usuarios que buscan artefactos de alta calidad y que tengan una decoración que vaya acorde a su estilo o manera de vestir.

1. Encendedores Metálicos:

La primera clase de artefactos Clipper a la que haremos referencia son los encendedores metálicos que se destacan principalmente por la elegancia de su diseño que es delgado, y en forma de cilindro, aunque en la zona del pulsador y la rueda de encendido hay una pequeña base que da mayor volumen a su cuerpo.

Quizás la mayor característica de las candelas metálicas Clipper es el brillo que refleja su cuerpo que viene en una amplia variedad de colores que los usuarios pueden elegir y combinar con sus atuendos diarios. Entre los tonos están el dorado, negro, plateado, tornasol, azual, entre otros. Esta referencia de encendedores es muy recomendada para ser usada con atuendos casuales o formales, ya que su diseño no desentona con la estética.

Estos artefactos metálicos a su vez le dan la posibilidad a los usuarios de incluir un estuche del mismo material en su exterior y con una espuma en su interior, que sin duda alguna se convierte en un accesorio que marca la diferencia y no desentona con el estilo de los encendedores.

2. Encendedores de colección:

Estos son encendedores que sobresalen por su estilo ya que vienen decorados con diseños coloridos de caricaturas, mensajes con frases y demás creaciones llamativas. Desde el punto de vista técnico destacan por su alta hermeticidad y su capacidad de no producir olores en el encendido, algo que también es beneficioso desde el punto de vista ambiental, ya que no generan contaminación.

Los encendedores de colección son regalos perfectos e incluso dedicatorias con frases y preguntas comunes. Además, hay que recordar que estos son elementos reciclables que ayudan a disminuir el impacto negativo en el medio ambiente.

Para conocer más a detalle las características de los encendedores Clipper te invitamos a explorar el catálogo de Tronex Consumo Masivo que encontrarás ingresando aquí. Además, también podrás encontrar suministros de gas para recargarlos.

5 cosas que debes saber sobre los encendedores

Desde hace siglos los seres humanos hemos buscado la manera de tener la compañía del fuego para nuestro beneficio. Este elemento ha servido como protección, parte esencial para cocinar alimentos y hasta para alumbrar caminos en noches oscuras. Los humanos en la actualidad tenemos compactados en los encendedores años de historia y desarrollo primitivo que hoy tenemos a disposición en el momento en que queramos y en el lugar que se necesite. Teniendo esto en cuenta hemos decidido hablar en esta entrada de blog de algunas curiosidades que debes saber sobre los encendedores.

Como su nombre lo dice, los encendedores son accesorios utilizados para generar fuego y encender algunos elementos como cigarrillos, estufas, chimeneas asadores, velas, entre otros. Su principal característica es quizás que nos brindan la posibilidad de obtener fuego de una manera controlada y en el momento exacto en el que lo necesitemos, con la ventaja de poder apagarlo justo después de que hayamos terminado la actividad de encendido. Estos aparatos son vitales para diferentes labores humanas que van desde lo doméstico, con la posibilidad de prender los fogones para cocinar nuestros alimentos, hasta acciones más exteriores como encender una fogata en una noche de camping con amigos.   

El uso de los encendedores ha llegado a tal punto que muchas personas hoy por hoy lo utilizan como accesorio de lujo para encender sus pipas, puros o cigarrillos, aunque su uso no es exclusivo de personas que fuman, puesto que cualquier persona puede ser susceptible de necesitar el uso de los encendedores para sus tareas cotidianas, como por ejemplo las personas que trabajan fabricando artesanías y demás manualidades y que sellan sus creaciones con algo de fuego en ciertos productos. Ahora sí, entremos en materia con este listado de cosas que debes saber sobre los encendedores.

  1. Usan una tecnología milenaria

Por lo general tendemos a ver a los encendedores como piezas sencillas a las que se les saca fuego dando vuelta a una rueda pequeña de metal o presionando un botón, pero lo que quizás desconocemos es que está basada en una técnica primitiva usada por los seres humanos para crear fuego a base de la reacción de una chispa al contacto con rocas que encendía un manojo de fibras vegetales. Aunque no fue sino hasta el siglo XVI que el químico J. Furstenberger ensayó un artefacto que integró el uso de gas que encendía una mecha al contacto con la chispa.  

  1. Existen diferentes estilos de encendedores

En los últimos dos siglos el uso de los encendedores se masificó en todo el mundo debido a las facilidades que daba su tecnología práctica y portátil. Debido a esto las empresas productoras empezaron a desarrollar diferentes tipos de artefactos con detalles diferentes, pero que en el fondo utilizaban la misma tecnología de funcionamiento. Hoy en día el uso de los encendedores es tan masivo que casi que se pueden encontrar este tipo de artefactos desde cualquier tienda pequeña hasta los supermercados de cadena más grandes.

  1. Son artefactos de lujo

Ha sido tal el impacto que han tenido los encendedores en la vida contemporánea que muchas personas han tomado su tenencia como una práctica de colección y lujo, llegando a buscar diseños especiales que aportaran a su estilo personal y su estética. Tanto así que hoy existen encendedores con tanque recargable que pueden durar años de funcionamiento y cuyo único requisito es que su propietario recargue el gas en el momento en el que se acaba y este deja de producir fuego.

  1. Algunos son especiales para cocinas

Como lo hemos mencionado anteriormente los encendedores pueden ser utilizados para distintas labores cotidianas y posiblemente la más esencial es en la preparación de alimentos. Los encendedores son los encargados de producir fuego en las estufas de gas de millones de personas alrededor del mundo, y debido a esto muchas empresas fabricantes de estos han decidido diseñar modelos especiales para esta labor. La característica principal de los encendedores para cocina es que tienen una punta alargada que permite que la mano de quien lo acciona quede más retirada al fogón de gas que se enciende.     

  1. Es llamado de muchas formas

No te sorprendas si vas a un país diferente al tuyo y notas que a los encendedores los llaman de diferentes maneras. Entre las más comunes están mechero, candela, fosforera, yesquero, briquet o chispero. En definitiva, varían las maneras de llamarlo, pero el artefacto sigue siendo el mismo.

Si deseas conocer más información sobre los encendedores te invitamos a explorar el sitio web de Tronex Consumo Masivo. Allí podrás encontrar otro tipo de artefactos como pilas, bombillas, extensiones eléctricas entre otros. Para recibir asesoría ingresa aquí.

Tips para elegir los bombillos adecuados para tu hogar

Iluminar los espacios de una casa es una acción fundamental para cada familia, ya que, de esto dependerá la capacidad de disfrute y utilidad que cada miembro del hogar pueda tener con los diferentes ambientes de la casa. Para lograr una comodidad óptima en las habitaciones es fundamental saber elegir los bombillos adecuados para las necesidades de luz y visibilidad de cada espacio. Si eres de esas personas que crees que todos los bombillos sirven para iluminar todos los lugares de tu casa, en este artículo te darás cuenta que no es así, pero quédate tranquilo que acá te daremos varios tips para elegir el más adecuado.

Los bombillos son artefactos que tienen como función principal proporcionar luz a los lugares cuando los rayos del sol ya no impactan ciertos lugares del planeta. Su invención fue fundamental para poder disfrutar de diferentes espacios y actividades sin importar la hora. En un inicio las bombillas proporcionaban una luz incandescente de una alta temperatura que iluminaba los espacios con una luminosidad amarillosa que facilitaba la vista en la noche, más si tenemos en cuenta que el medio de iluminación previo eran las velas.

Pero con el paso del tiempo y el avance de los recursos tecnológicos los bombillos han tenido una evolución en provecho del bienestar y la comodidad de los seres humanos, además, cada vez requieren usar menos recursos energéticos para funcionar, algo que por supuesto los hace ser más sostenibles en el tiempo. 

Los bombillos LED son, sin duda alguna, la mejor opción para iluminar los diferentes espacios, internos y externos, de una casa. Estos tienen grandes ventajas de todo tipo, como por ejemplo desde el punto de vista económico, ya que, necesitan menos corriente eléctrica para funcionar y por ende disminuyen el valor de las facturas de servicios. Además, tienen una temperatura de luz alta que proporciona ambientes con iluminación blanca que facilita la visibilidad, algo que se verá reflejado en tu salud visual, puesto que no tendrás que hacer un gran esfuerzo al momento de realizar actividades en el hogar. 

Primero que todo, para elegir adecuadamente los bombillos de tu casa, es importante que sepas que existen diferencias en las luces que debes conocer, y no precisamente estamos hablando de los distintos precios que ves en los estantes del supermercado. Los bombillos tienen capacidades y características de uso enfocadas en solucionar necesidades específicas. Siempre es bueno tener esto en cuenta para no cometer el error de ubicar en algunos lugares bombillos que no son los adecuados y no van a iluminar de la mejor manera.

Lo más importante en este sentido es saber que existen diferentes características en las bombillas que determinan su vocación y que los lugares también tienen necesidades específicas de iluminación. Todos los bombillos LED funcionan a una temperatura de luz fría a unos 6.500 grados Kelvin, es decir, todos iluminan con un tono blanco que facilita la visión en los diferentes espacios y hace que podamos ver mejor los colores de los objetos. Las diferencias de los bombillos LED pasan por los tamaños, la cantidad de vatios que consumen y la apertura de luz que se hace más o menos amplia dependiendo del ángulo de iluminación que tiene cada unidad.

La tendencia va más o menos así: mientras los bombillos tengan más Vatios tendrán un mayor consumo de energía un ángulo de luz que abarcará un perímetro más amplio, y mientras los bombillos (tengan menos vatios) tendrán menos consumo y ángulo de iluminación.

Teniendo en cuenta esta información tendrás que analizar los diferentes espacios de tu casa y definir qué necesidades tienen, por ejemplo, si son espacios exteriores como balcones o corredores funcionan muy bien los bombillos de ángulo amplio. Si son espacios internos debes tener en cuenta qué tipo de actividades realizas en ellos. Por ejemplo, en los dormitorios puede que sea suficiente tener bombillos pequeños de 7 W o medianos de 9 W que vayan acorde con la privacidad del espacio, pero en cocinas y salas de estar siempre es recomendable utilizar luces grandes que iluminen cada rincón como los de 12 W o faciliten actividades como pueden ser jugar cartas o cortar ingredientes con cuchillos mientras preparas los alimentos.

En el sitio web de Tronex Consumo Masivo puedes encontrar la línea de bombillos Santa Blanca. Estas luces LED tienen una amplia garantía que va entre 10.000 y 15.000 horas de uso, además, vienen en diferentes referencias que se adaptan a todas las necesidades de tu hogar.       

Para echar un vistazo al catálogo completo de la marca ingresa al sitio web www.tronex-consumer.com y conoce las diferentes opciones ideales para tu casa.   

4 razones para usar bombillos LED Santa Blanca de Tronex

La luz de los lugares cerrados es un tema fundamental en casas, empresas o comercios, debido a que gracias a una buena iluminación tenemos la posibilidad de disfrutar más y sentirnos mejor al momento de habitar esos espacios. Los bombillos LED son la mejor opción del mercado debido a sus amplios beneficios, que van desde el ahorro económico, pasando por el cuidado de la vista y llegando hasta a ser una opción que ayuda al cuidado medioambiental de nuestro planeta.

En esta oportunidad vamos a referirnos a los bombillos LED Santa Blanca fabricados por Tronex Consumo Masivo, una empresa colombiana con amplia trayectoria y experiencia en todo lo relacionado con productos eléctricos, y demás artículos, muy utilizados en el día a día de las familias colombianas.

Desde finales del siglo XIX los seres humanos disfrutamos de las bondades y avances sociales que trajo consigo el invento de la bombilla y el desarrollo de la luz eléctrica. Prácticamente, los lugares públicos y privados tendrían un uso continuado durante todo el día, pudiendo disfrutar de ellos sin importar si había luz solar.

Los bombillos incandescentes fueron vitales durante todo el siglo XX, pero con los avances tecnológicos en la industria se pudo llegar a desarrollar luces LED como las Santa Blanca, que hoy por hoy son una de las mejores opciones que tienen los hogares colombianos para iluminar sus espacios interiores mientras gozan de todos los beneficios que traen los bombillos LED en diferentes aspectos que mencionaremos a continuación.

1. Menos consumo de energía

Una de las razones fundamentales para recomendar el uso de los bombillos LED es por su considerable disminución en el gasto de energía eléctrica. Este no es un dato menor si lo leemos en el contexto en el que se encuentra la sociedad a nivel mundial, que busca generar procesos de consumo que sean sostenibles, debido a que los recursos no son infinitos.

Las luces son una necesidad para el correcto funcionamiento de las empresas o la seguridad de los hogares, así que por eso su uso se vuelve inevitable y masivo, pero mientras estos bombillos LED necesiten menos carga para funcionar podremos optimizar la producción energética en cada país.

2. Mejor iluminación

El uso de los bombillos Santa Blanca le garantizarán una iluminación de mejor calidad en los espacios que se necesiten. Estos funcionan con una luz fría de 6.500 grados Kelvin, que es una medida que determina la temperatura, así, mientras mayor sea la temperatura la luz que se emitirá será más blanca, permitiendo así, distinguir mejor los colores con respecto a otras bombillas como las incandescentes que tienen una temperatura muy baja y hace que los ambientes se tornen con tonos rojizos que no alcanzan a iluminar todos los sectores de los espacios donde esté ubicada la luz.

El tener una temperatura de iluminación fría nos facilita algunas prácticas domésticas como cocinar o leer. Ya que no necesitamos forzar tanto la vista, haciendo que nuestra salud ocular se deteriore. Con los bombillos LED Santa Blanca mejoramos el disfrute de los espacios y las actividades en el hogar al mismo tiempo que cuidamos nuestra salud.

3. Los bombillos LED son más económicos

Al momento de incluir el aspecto del dinero los bombillos LED también sobresalen, ya que, su uso nos traerá beneficios evidentes a nuestros bolsillos. Si analizamos a primera vista el precio de las luces LED con respecto a otros bombillos como los incandescentes tenderemos a pensar que son más costosas debido a que su valor por unidad es mayor, pero si reflexionamos por un segundo caeremos en cuenta que su tiempo de vida es considerablemente mayor.

Los bombillos LED Santa Blanca tienen un promedio de entre 10.000 y 15.000 horas de uso, dependiendo el tamaño y la cantidad de vatios que usen. Esto a futuro representará un ahorro sobresaliente si pensamos que una bombilla incandescente, que es más barata, tiene una vida útil de 1.200 horas. Otra manera de ahorrar que nos presentan los bombillos LED es a través de la disminución de las facturas de los servicios públicos, ya que, recordemos que generan menos consumo de energía.

4. Menos emisión de calor

La última razón para recomendar el uso de bombillos LED Santa Blanca parece un dato menor, pero en realidad es sumamente relevante al momento en el que estamos disfrutando de los espacios internos de nuestro hogar, y más aún, si vivimos en ciudades costeras o estamos en pleno verano. Los bombillos LED generan menos emisiones de calor debido a que utilizan menos cantidad de vatios para funcionar.

Si quieres conocer más detalles sobre las bombillas LED Santa Blanca puedes ingresar a www.tronex-consumer.com y conocer las especificaciones de todas las referencias que hay disponibles en el catálogo.

¿Sabes qué tipos de pilas existen? Aquí te contamos cómo diferenciarlas

Las pilas son un elemento cotidiano que a simple vista cumple una función sencilla de hacer que los aparatos de nuestro hogar funcionen, pero si analizamos en contexto nos daremos cuenta que han sido un motor desarrollo para los seres humanos desde hace un par de siglos, haciendo que los procesos de todo tipo, ya sea de desarrollo, transporte, comunicación, entre otros, sean mejores y se realicen en menos tiempo. Ya sabemos que las pilas mueven el mundo, pero en realidad qué tipos de ellas hay, cómo funcionan y cuáles son sus diferencias entre sí. Aquí te lo contamos.

Son dispositivos capaces de almacenar, transmitir y transformar la energía química en energía eléctrica y poder así alimentar otros dispositivos. En su estructura hay tres partes principales que pueden varias entre sí en sus características y materiales, pero que en definitiva hace que el proceso sea el mismo. Las tres partes son: los electrodos, los electrolitos y el contenedor. Para entender el cómo funcionan y se relacionan estas tres partes básicas de las pilas en el proceso hay que remontarnos un poco en la Historia.

La pila fue inventada en 1800 por el científico italiano Alessandro Volta quien desarrolló una idea sobre las corrientes eléctricas que había descubierto un físico y amigo suyo llamado Luigi Galvani, quien descubrió la electricidad mientras diseccionaba una rana que tenía sujeta a un gancho de bronce y que al contacto con su bisturí hizo que la pata del animal se contrajera.

Con esta anécdota que cambió la vida de la humanidad podemos entender que las pilas necesitan de dos electrodos, uno positivo y uno negativo, para poder generar las reacciones químicas que posteriormente produzcan electricidad en el tipo de pila que sea.

Volta siguió estudiando este fenómeno visto con la rana y se ideó un sistema de transmisión de energía que se basaba en poner un disco de cobre y un disco de zinc, que son metales contrarios como el caso del gancho de bronce y el metal del bisturí, que separados por una capa de tela impregnada de agua con sal se generaban entre ellos una diferencia de potencial que podía producir una corriente eléctrica. Luego apiló varias combinaciones de cobre, zinc y telas impregnadas de agua con sal y se dio cuenta que las corrientes eran más constantes. De ahí precisamente nace el nombre “pila” que se le da a este tipo de dispositivos.

Tipos de pilas2

Para entender su funcionamiento es importante mencionar el sistema de balance químico que generan los electrodos, que básicamente, son conductores eléctricos que se complementan, ya que, el electrodo negativo, llamado ánodo, le transmite electrones al positivo, llamado cátodo. Al final del proceso el ánodo se oxida en la reacción química, mientras en el cátodo se reduce.

Ahora para entrar en materia, ¿qué tipo de pilas existen? La respuesta a esta pregunta puede ser larga si entendemos que luego del desarrollo de Volta otros científicos de diferentes lugares del mundo empezaron a experimentar y desarrollar sus propias pilas variando componentes químicos, pero manteniendo el mismo sistema generador. Entre este tipo destacan las pilas de Daniell, Grove, la pila de plomo ácido, pila zinc y carbono o la pila níquel-cadmio. Todas estas pilas fueron desarrolladas durante el Siglo 19 buscando ser más resistente y tener más capacidad.

Pero sin duda alguna desde la creación de las pilas alcalinas en 1903 el panorama cambió, pues pasaron a ser las más comunes y usadas en el mundo. La reacción química producida en estas se da entre el zinc metálico y el dióxido de magneso. Son pilas que tienen una buena prestación de servicios en la práctica debido a que tienen diferentes tamaños y su tiempo de vida útil es alto en comparación con otras pilas. Estas son los tipos de pilas más comunes que utilizamos para encender electrodomésticos en casa. Las alcalinas más comunes son tipo triple A, doble, A23 y rectangulares.

La mayor desventaja de las pilas alcalinas es sin duda que es de un solo uso, algo desafortunado desde el punto de vista medioambiental. Aunque cabe aclarar que estas pilas se pueden reciclar, su proceso es muy riguroso y sólo deben depositarse en lugares especiales, nunca en la basura o el reciclaje común.

Otra de las pilas más comunes y usadas en el mundo son las salinas, estas tienen una base de zinc, cloruro de amonio y dióxido de magneso. Estas acumulan menos energía que las alcalinas y por eso son utilizadas en aparatos pequeños de poco consumo. Además, tienden a ser muy sensibles a la humedad y a la temperatura.

Por último, tenemos a las pilas de litio y las recargables, que son comunes, aunque su uso cotidiano no es tan alto como las anteriormente mencionadas. Las pilas de litio se caracterizan por tener un alto nivel de carga y una larga duración, algo que hacen que también sus costos sean elevados. Mientras que las pilas recargables, como su nombre lo dicen, son aquellas que tienen un tiempo de vida que se renuevan luego de cada descarga, algo que las vuelve muy atractivas en materia de cuidado del medioambiente.